NOTAS PARA UN FINAL FELIZ, novela

El ruido exterior es la vida que no es mía, que se acerca a mí para envolverme, son cien, doscientas manos que hacia mí se extienden para que las estreche en la inauguración de una exposición, son los pasos dados por ellos, tímidamente, el ruido de sus miradas acariciando mis obras. El ruido es algo magnífico.

 

UNO Editorial

crédito web Esferobite & Belén Montero